EL SEÑOR DE LAS TRES CAÍDAS.

Es una imagen realizada en 1.914 por José Navas Parejo en madera de pino de Flandes. El trono se hizo en el taller paduleño de Juan de Dios Moreno en el año 1.961, siendo restaurado en 1.991.

Desde 1.994 es llevado por costaleros, añadiéndoles en 1.999 el cuerpo de costaleros, con la particularidad de ser el único paso del Padul en el que van dispuestos "de tres en fondo", es decir, sólo tiene los dos "costeros" y una "corriente".

Las túnicas y capillos de sus penitentes son en color rojo burdeos y cíngulo franciscano. A cuestas, e imitando a la imagen que acompañan llevan una cruz de madera.