MIRADA DEL CRISTO DE LAS TRES CAÍDAS.

Desde chico me impresionaba la precisa y preciosa mirada de esta imagen; cómo sería que, al pedir un profesor en bachiller que pintásemos cada uno algo de nuestro pueblo, a mí se me ocurrió dibujarlo de memoria. El profesor, que era de Granada, lo reconoció y me dijo:

•  Tú, eres del Padul.

Fijaos con detenimiento en sus ojos.. Es una mirada brillante y, a la vez cansada. También es súplica. La cruz ya se hacía insoportable. Mira al mundo de su tiempo y a los que nos cruzamos con Él, solicitando comprensión en sus sufrimientos y, al mismo tiempo transmite fortaleza y confianza en aquel que lo mira. ¡Impresionante, en verdad!

Procesiona el Viernes Santo entre los pasos de Nuestro Padre Jesús Nazareno y El Santísimo Cristo Crucificado. Sus cofrades dicen que representa la 3ª caída.